¿ES NECESARIO EL USO DE CINTURÓN AL HACER EJERCICIO PARA PREVENIR LAS HERNIAS? LEAMOS AL RESPECTO…

POR Mario León, Coach y Entrenador Integral con especialización en Psicoterapia No Convencional y Terapias No Farmacológicas de la Escuela de Medicina Juan N. Corpas, Colombia. Especialista en Fisiología y Nutrición Deportiva Universidad de Melbourne. Maestro de Técnica Vocal y Oratoria. Conferencista y Escritor.  Investigador de Neurociencia y Conducta humana. Columnista MD Latino

mario leon ifbb pro league1 ¿ES NECESARIO EL USO DE CINTURÓN AL HACER EJERCICIO PARA PREVENIR LAS HERNIAS? LEAMOS AL RESPECTO...



Mario, ¿cómo ves tú la necesidad o no sobre el uso de cinturón a la hora de cargar pesado?, ¿es cierto que me puede salir una hernia por no usar cinturón? Saludos desde Guadalajara, PABLO MADRIGAL

 

Pablo cómo estás, gracias por hacernos llegar tu duda al inbox de nuestro fanpage de MD Latino.

Siempre surgen mitos alrededor de diferentes temas relacionados con el uso de accesorios durante el entrenamiento con cargas, y el uso del cinturón no es la excepción. Pero hay demostraciones clínicas que pueden servirnos de ayuda en cada caso particular, así que vamos a abordarlas para que, con base en ellas, saques tus propias conclusiones y tomes tu propia decisión.

En primer lugar, conozcamos un poco acerca de la zona media del cuerpo, que es la parte directamente afectada cuando usamos o no, cinturón de entrenamiento.

La zona media es importante en nuestro cuerpo debido a las diferentes estructuras ubicadas en ella y los vitales sistemas contenidos allí. Si hacemos nuestro recorrido de visualización anatómica de dentro hacia afuera, nos encontramos en primera instancia con el sistema digestivo y todos, óigase bien: todos los órganos de este sistema (a excepción de boca y esófago).

Hacia la parte inferior se encuentran los órganos del sistema reproductor. Después, siguiendo con nuestro recorrido, hallamos con la sección vertebral correspondiente a la zona L1 a L5 en la parte posterior, la pared abdominal en la parte anterior y los músculos oblicuos en las partes laterales. Estos últimos tejidos musculares, aunque son bastante densos, presentan zonas de tejido tendinoso y membranoso que se debilitan con facilidad debido a causas posturales, ciertas actividades e incluso por malos hábitos alimenticios.

El sistema de protección externa para este centro corporal está conformado obviamente por la piel y tejido subcutáneo. Teniendo este pequeño resumen anatómico local presente, analicemos ahora qué sucede al interior de nuestro cuerpo.

Las paredes abdominales están diseñadas estructuralmente para sostener con seguridad los sistemas abdominal y reproductor. Sus tejidos están conformados en forma de “malla” para dar sostén a la zona media bajo cualquier tipo de situación. No obstante, estas estructuras tienen zonas vulnerables que pueden ser averiadas bajo algunas condiciones o incluso por factores endógenos determinados por la herencia o el género.

Los intestinos, por ejemplo, en especial las porciones del intestino delgado adyacentes a las paredes abdominales, tienden a buscar espacios confortables para el tránsito de los alimentos procesados por sus conductos. Cuando la presión aumenta debido a ese tránsito intestinal, toda la zona media se distiende, buscando libertad para su actividad. Es en estos momentos específicos cuando las zonas más vulnerables de las paredes abdominales ceden y se van debilitando aún más.

En momentos donde ocurre algún esfuerzo definitivo, el intestino busca su comodidad y una porción sale por medio de la zona debilitada de la pared abdominal quedando próxima al tejido subcutáneo y la piel. Este proceso es el que llamamos hernia (abdominal, inguinal o umbilical).

¿Qué esfuerzos pueden pues causar una hernia abdominal?

Enumeremos algunas de las actividades que potencializan la aparición de una hernia abdominal…

 

victor martinez md ¿ES NECESARIO EL USO DE CINTURÓN AL HACER EJERCICIO PARA PREVENIR LAS HERNIAS? LEAMOS AL RESPECTO...

 

COMER DEMASIADAS CANTIDADES DE COMIDA

 

Comer en exceso no sólo aumenta la presión abdominal debido al tránsito forzado de nutrientes, sino que también crea inflamación y crecimiento de intestinos y órganos del sistema digestivo, más acumulación de grasa visceral. Esta presión sin duda acelera el debilitamiento de las paredes abdominales y la posterior aparición de una hernia.

ESTREÑIMIENTO

 

El esfuerzo realizado para evacuar es muy alto y mucho más cuando se padece de esta condición. Las contracciones musculares que se realizan desde el diafragma y músculos de la zona media empujan literalmente todo el tracto digestivo en forma descendente, así que el intestino buscará liberarse por la parte más fácil y al encontrar una pared débil no dudará en tomar esa ruta.

TOS CRÓNICA

 

Es normal encontrar en el consultorio, pacientes que padecen de alguna condición respiratoria con hernias. El esfuerzo que se realiza para toser, de forma voluntaria o involuntaria, se centra en los músculos de la zona media. Ese proceso, al ser excesivo o recurrente, puede hacer que la hernia aparezca de inmediato o progresivamente.

SOBRECARGA

 

Cuando hacemos un esfuerzo donde pasamos del uso muscular específico para el movimiento, al sobre esfuerzo de la zona media, estamos favoreciendo la aparición de este tipo de hernias. Es importante por ello centrarse en la técnica de movimiento, conciencia en la biomecánica de ejecución y uso exclusivo de los grupos musculares deseados, junto con una correcta técnica de respiración para evitar el esfuerzo innecesario y mal localizado. Las cargas deben ser ajustadas responsablemente para garantizar la seguridad y el cumplimiento de estas técnicas saludables.

LA SOLUCIÓN

 

Como puedes ver, hay muchas formas de generar una hernia. EL USO O NO DE CINTURÓN ES TOTALMENTE IRRELEVANTE SI NO TENEMOS PRESENTES LOS ASPECTOS QUE TOCAMOS EN ESTE ARTÍCULO DE MD LATINO.

La solución es simple. Debes fortalecer tu zona media y así evitar que este tipo de lesiones aparezcan. Esto se hace con ejercicios específicos para que las paredes abdominales minimicen el riesgo en sus zonas vulnerables. Existen otro tipos de hernias en la zona media que también pueden minimizarse con las técnicas de prevención necesarias y correctas de entrenamiento.

Si estás acostumbrado a usar cinturón o no, te aconsejo prestar atención a estas sencillas recomendaciones que expongo para evitar molestias futuras, que aunque pudieran aparecer por tendencias hereditarias o endógenas, pueden ser leves y llevaderas.

Algunas personas con hernias ya existentes acostumbran hacer uso del cinturón durante los movimientos de entrenamiento con cargas. Esto es útil debido a que genera el sostén perdido anatómicamente y reemplazarlo por uno externo. No obstante, de ser así, la mejor opción es recurrir al quirófano para corregir la lesión, recuperarse, tomar las medidas preventivas correspondientes y así evitar la aparición de nuevas lesiones.

Espero haber aclarado tus dudas y haberte motivado a tomar acción en la prevención correcta de la aparición de estas molestas lesiones.

 

steve kuclo1 ¿ES NECESARIO EL USO DE CINTURÓN AL HACER EJERCICIO PARA PREVENIR LAS HERNIAS? LEAMOS AL RESPECTO...

Comentarios: